Seguridad 

Todas las armas de fuego son potencialmente letales. Es esencial que se sigan con precisión los procedimientos de seguridad y funcionamiento recomendados por el fabricante y que todos los operarios reciban una formación adecuada sobre el manejo y el mantenimiento seguros del equipo. 

  • Reciba instrucciones de un operario experimentado antes de usar cualquier arma de fuego.
  • Consulte las instrucciones del fabricante para el procedimiento de carga y el tipo de munición correctos.

Bajo ninguna circunstancia trate de manejar u operar armas de fuego antes de leer y comprender perfectamente las instrucciones del fabricante para el arma en particular que va a utilizar. 

Funcionamiento seguro

  • Al recibir o manejar un arma de fuego, abra siempre la recámara y asegúrese de que no está cargada. Confírmelo con otras partes presentes girando la recámara hacia ellos y mostrándoles que está vacía antes de completar el traspaso.
  • Durante y tras el procedimiento de carga, la boca del arma debe estar en todo momento apuntando en otra dirección, y a distancia, del cuerpo del operario o de cualquier otra persona.
  • Una vez ha cargado el arma, asegúrese de que el seguro está puesto hasta que esté listo para disparar.
  • Al manejar cualquier arma de fuego, no permita nunca que apunte a ninguna parte de su cuerpo ni del de ninguna otra persona.
  • Mantenga el dedo fuera del gatillo hasta que esté apuntando al objetivo y listo para disparar.
  • Al disparar a animales más pequeños, asegúrese (si es posible) que el sujeto está sobre terreno blando y asegúrese de que ninguna parte de su cuerpo (por ejemplo, un pie) está debajo del animal.
  • Nunca se deberían disparar rifles, escopetas ni revólveres de uso general con la boca en contacto directo con el objetivo. Dicha acción podría producir graves lesiones, e incluso la muerte, del operario.
  • En el improbable caso de que se encasquille, no abra la recámara del arma durante al menos 30 segundos. En algunas ocasiones una primera ignición lenta causará un "fuego colgante" y el cartucho explotará tras una breve pausa.
  • Si hay algún motivo para sospechar que un proyectil está obstruyendo el cañón, descargue el arma inmediatamente y mire a través del calibre. No es suficiente con simplemente mirar la recámara: la munición debe estar alojada a cierta distancia del cañón donde no se pueda ver fácilmente.
  • Informe de inmediato de cualquier fallo en el funcionamiento del equipo a la persona responsable del mantenimiento (si es pertinente) y ponga el arma fuera de servicios hasta que el fallo haya sido rectificado.

Limpieza y almacenamiento

  • Después de cada uso lave minuciosamente el arma antes de guardarla.
  • Asegúrese de que el arma está descargada antes de proceder a su limpieza.
  • Cuando no estén en uso, se deben guardar las armas de fuego y la munición por separado en armarios de almacenamiento aprobados para tal efecto y bajo llave.

No trate de limpiar y hacer el mantenimiento hasta estar seguro de que el arma no está cargada. Guarde siempre bajo llave las armas de fuego después de su uso. No olvide guardar la munición en lugar seguro y diferente.

Puntos generales sobre seguridad:

  • Trate siempre todas las armas de fuego y escopetas como si estuvieran cargadas
  • No suba a árboles ni vallas con armas de fuego cargadas
  • Nunca lleve un arma en el bolsillo, bolso o la cintura: use siempre una funda de pistola u otra funda adecuada con una lengüeta o cinta de seguridad
  • Nunca tire de un arma de fuego hacia usted por la boca
  • Nunca apunte un arma de fuego, cargada o descargada, a nada que no sea su objetivo de disparo
  • Nunca deje un arma de fuego cargada sin supervisión ni lleve una en un vehículo
  • Las armas de fuego no son compatibles con enfermedades, alcohol o drogas

Back to top